martes, 13 de febrero de 2018

¡Vamos a Mallorca! Escapada de 4 días

Aprovechando otra oferta de Vueling que conseguimos en Agosto del año pasado, nos escapamos unos días a Mallorca y así disfrutar de la isla en temporada baja, cuando compramos los billetes ni siquiera nos dimos cuenta que caía en Carnaval, ¡somos un desastre!

Llegando a Palma
Es miércoles y el despertador suena a las 5:30 de la mañana, así que poco a poco nos vamos poniendo en marcha, yo (Quim) intentando que salgamos a la hora establecida y Elena con tranquilidad y diciéndome que soy un histérico, siempre es así, que le vamos a hacer.

Esta vez probamos una formula nueva, ir en coche, bueno esa no es la novedad, si no dejarlo en un aparcamiento de los muchos que hay cerca del aeropuerto y con un mini bus te acercan a la terminal.

El mejor regalo para Éric
Elegimos esta fórmula por varias razones. El taxi nos cuesta unos 40€ el trayecto, volvíamos tarde a la vuelta así que si no queríamos llegar tardísimo uno de los trayectos tendría que ser en taxi. El metro tarda 1h y encima tenemos que pagar 5€ adicionales para llegar hasta la terminal por persona. Aunque dejásemos el coche en una zona cercana, tendríamos que pagar ese dinero en los dos trayectos. Entre todas las ofertas que vimos www.parquingcardenas.es era la más económica y que nos iba mejor desde casa, cinco días 32€.

Fachada de Can Forteza Rey
Así que después de dejar el coche, nos llevaron en unos 10 minutos a la terminal a esas horas sin problemas y una vez allí sacamos la tarjeta de embarque en las máquinas sin fijarnos que nos habían puesto a los 3 separados, incluso a Éric, para flipar. Como no habíamos pagado por los asientos supongo que el sistema te da la patada.

Ensaimadas y más ensaimadas

Tomamos algo para desayunar en McDonalds que es donde sale más barato y de ahí al avión, la azafata nos dejó sentarnos por lo menos a uno de nosotros con Éric y cambiar a otro pasajero de lugar, el vuelo iba prácticamente lleno, así que desistimos de pedir que nos pusieran a los 3 juntos para no molestar a más pasajeros, total el vuelo es muy corto.

Interior de la iglesia Santa Eulalia
Llegada a Palma con mal tiempo, este aeropuerto fuera de temporada parece otro, es muy grande y no hay mucho transito en esta época. Nos vamos al punto de espera que nos indicó Autoclick y al poco apareció un minibús para llevarnos hasta la base que tienen. El coche lo cogimos con una oferta que había en el black friday y lo habíamos conseguido por apenas 50€ los 4 días con la silla de Éric incluida. Nos quisieron colocar un seguro para quitar la franquicia de 87€ pero desistimos y nos arriesgamos, no le pasó nada al coche cuando lo devolvimos, así que no hubo problemas con la fianza.

Patios interiores
Con nuestro Fiat 500L nos dirigimos a Palma, para ir al encuentro de nuestro amigo Carles, ya que íbamos a dormir en su casa, siempre es una alegría reencontrarse con los amigos. Después de dejar el equipaje salimos a dar una vuelta por el centro con nuestro amigo.

Rica sobrasada
Al pasar por al lado de la estación de tren. Éric se vino arriba y sólo quería ver llegar el tren, nos costó convencerle, pero al final conseguimos salir de la estación, para después de cruzar la plaza España, pasear por el Carrer de Sant Miquel hasta la Plaza Mayor, aquí el tiempo parecía que empezaba a mejorar, llegamos hasta la Iglesia de Santa Eulalia y entramos para verla por dentro, cuando salimos el sol ya empezaba a asomar, menos mal, seguimos andando hasta llegar a las inmediaciones de la Catedral de Mallorca. Hemos visitado varias veces Palma, pero nunca deja de impresionarnos la belleza del casco antiguo.

Catedral de Mallorca
Volvimos sobre nuestros pasos y Carles nos llevó a comer a un restaurante que se llama Skalop, la verdad es que nos sorprendió y nos gustó mucho, como podéis imaginar la especialidad es el escalope en diferentes variedades.

Como no queríamos machacar a Éric el primer día después del madrugón, el resto del día fue tranquilo y no hicimos más visitas, pero al día siguiente nos esperaba el Castillo de Bellver.

Y salió el sol, plaza Mayor