miércoles, 20 de octubre de 2010

Vietnam. Cao Bang

Ya hemos llegado a Cao Bang. Después de abandonar el hotel, hemos buscado un taxi, nos ha costado un poco conseguir uno, ya que era hora punta y estaba el tráfico fatal, al final hemos encontrado uno, al que le ha costado entendernos y eso que por aquí estamos usando nuestro diccionario de vietnamita y de momento no se nos estaba dando nada mal, cuando ha llegado a la estación de autobuses, le ha costado entender lo de stop, ya que ya habíamos llegado, creemos que como no subía mucho el taxímetro ha decidido seguir dando la vuelta al edificio a 5km/h hasta que le hemos vuelto ha decir que ya no hacía falta seguir más. También hay que decir que por aquí todos los taxistas ponen el taxímetro en marcha y no hay que negociar la carrera.

Bahía de Halong


Antes de ponernos en marcha, han ido llegando diferentes personas con diferentes paquetes y bultos que querían que llegasen a Cao Bang y la mujer que iba con el conductor ha ido ubicándolos en diferentes sitios en el minibus, incluso cuando ya estábamos de camino han seguido subiendo paquetes y pocas personas, la mujer ponía todos los bultos debajo de los asientos y no tenía ningún miramiento en si los ponía a los pies de la gente, teníamos una chica al lado que se ha pasado el viaje con un saco bajo sus pies, a nosotros por suerte solo nos cambió una mochila de sitio.

Bahía de Cat Ba
El viaje ha transcurrido con normalidad, el paisaje por aquí es muy bonito y se ve a mucha gente trabajando sus tierras, pero cuando faltaban 9 kilómetros para llegar, nos ha parado una patrulla de la policía para hacer un control rutinario y han descubierto que uno de los pasajeros transportaba una mercancía potencialmente peligrosa, han hecho descender al sospechoso con la mercancía y con esta sobre una mesa custodiada por 4 agentes y el sospechoso, han aceptado después de ver el envoltorio de papel de fiesta y esos tubos que parecían lanza granadas, solo eran unos tubos para lanzar confetis en una fiesta, todos en el autobús hemos respirado tranquilos y hemos podido continuar nuestro viaje.

Elena en el paraíso
Una vez en Cao Bang, hemos ido al primer hotel que teníamos a mano y un guarda motos de la entrada nos decía que no entrásemos al recinto, cuando le preguntábamos que porque, solo decía que no de malas maneras y como no nos ha impresionado su actitud, hemos ido hasta la recepción en donde educadamente nos han dicho que estaban completos, así que nos hemos ido al siguiente donde si nos hemos podido instalar, es el Hotel Thanh Loan, el personal es muy agradable y la habitación cuesta 18$.

Hmong muy insistente
Mañana vamos a ir a la cascada de Ban Gioc, en el hotel se han pasado con el precio de la excursión, pero las otras opciones son hacer 90 kilómetros en una rompeculos solo ida o coger un minibus que nos deja en otro pueblo y de ahí coger un Xe Om, osea una mototaxi y hacer otros 20 kilómetros de paquete. La ventaja es que vamos con un tipo en coche, así que tendremos algo más de libertad.

Quim con Black
Hoy aunque parezca increíble no hemos hecho ninguna foto, ni siquiera con la compacta que llevamos y con la que hacemos algunas de las fotos que aparecen en el blog, así que las que hemos puesto son del archivo que tenemos ya, que a estas alturas se compone de unas tres mil fotografías.

Quim en Kenh Ga

No hay comentarios:

Publicar un comentario