miércoles, 27 de octubre de 2010

Vietnam. El paraíso se llama Lac en Mai Chau

Hemos huido 2 días de Hanoi para ir a un lugar increíble, el pueblo de Lac al lado de Mai Chau.
El lunes salimos con el tiempo un poco justo, después de mirar el reloj constantemente mientras desayunábamos, ya que eran las 8:10 y aún teníamos que cruzar la ciudad para coger un bus que salía a las 9:00, cogimos un taxi y a las 8:58 llegábamos a la terminal de buses, nos habían dicho que salía a las 9h, íbamos preguntando como desesperados a todo el mundo por el bus de Mai Chau y poco a poco nos fueron guiando entre la multitud y la gran cantidad de buses que hay hasta el nuestro, pero ¡Oh! campos de soledad mustios collados, el condenado salía a las 10:00, si había uno a las 9h no lo vimos. Por lo menos es un bus grande y podemos ir anchos costó 100.000vnd para hacer unos 135 kms en 4 horas, con una parada para comer.

Descansando, aún les queda un trecho hasta el pueblo.
El bus nos dejó en un cruce, porque realmente este no llegaba a Mai Chau, ya lo ponía en la guía, así que cogimos cada uno un Xe Om (mototaxi) y nos llevo hasta el pueblo de Lac, Mai Chau no tiene nada interesante.

Nuestra habitación.
Ya en el pueblo entendimos inmediatamente que estábamos en un lugar increíble, nos habían dejado en la casa 19, todas las que ofrecen alojamiento están numeradas y tienen el precio pactado por lo que no es necesario ir de casa en casa mirando. Nuestra anfitriona es una mujer muy simpática, todas sus frases acaban con una risa pegadiza, en estos 2 días la hemos oído reír un montón de veces, nos ha instalado en una casa sobre pilares diáfana para nosotros solos, con unas esterillas en el suelo con mosquitera y si miras hacia afuera lo que ves son los arrozales, genial.

Mujer trabajando en el telar.
La estancia son 320.000vnd por día, cena y desayuno incluido, un precio increíble. Después de instalarnos hemos ido a dar una vuelta, casi todas las casas están construidas sobre pilares, el pueblo es muy tranquilo, hay muchas mujeres que debajo de sus casas tienen un pequeño muestrario de cosas para vender, algunas hechas por ellas, incluso debajo de alguna de las casas hay un telar y de vez en cuando ves a alguna trabajar en él.
Después de esta visita que nos ha dejado un buen sabor de boca, volvemos a la casa 19 para cenar y coincidencias de la vida, nos encontramos con un grupo de australianos que habíamos visto en Cao Bang, están haciendo el recorrido en motos, se les ve enormes sobre ellas.

Casa en Lac.
La cena es un espectáculo, nos ha puesto un montón de comida y muy rica, además la mujer ha brindado con los australianos y luego con nosotros con vino de arroz con las consiguientes risas por parte de ella que nos ha contagiado a todos.
Nos vamos a dormir pronto y al día siguiente después de desayunar nos vamos a dar una vuelta por los alrededores, el pueblo que hay al lado aún es más tranquilo y con casi todo el mundo nos saludamos al cruzarnos con ellos.

Mujeres trabajando.
La cena vuelve a ser una fiesta, la lástima es que los australianos se fueron por la mañana, mientras cenábamos han llegado 4 franceses que no han hecho mucho esfuerzo en saludar, van con guía. 
Cuando parece que va a ser una noche como la anterior, vemos que llegan unos músicos y otro guía se acerca a nuestra casa con unos japoneses, resulta que van a hacer una danza para todos los turistas que han venido con guía, ya que les han cobrado a parte esto, la danza la hacen en otra de las casas que tiene la dueña de la nuestra por lo que vemos que no vamos a ver nada. Al poco se nos acerca ella y nos dice que subamos, incrédulos le decimos si no hay ningún problema, ya que nosotros no hemos pagado nada y nos confirma que ninguno, así que financiados por japoneses y franceses subimos y disfrutamos del espectáculo gracias a ellos. Realizan diferentes danzas típicas de la zona y las 2 últimas nos hacen participar. Hemos pasado un buen rato y una vez finalizado nos vamos a dormir.

En bicicleta entre campos de arroz.
Han sido 2 días muy tranquilos rodeados de un entorno muy bonito. Así que tras 4 horas de minibus hemos vuelto a la realidad de Hanoi y por desgracia a nuestra última noche en Vietnam, ya que mañana volvemos a casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario