domingo, 17 de octubre de 2010

Vietnam. Mercado de Bac Ha

Como se suele decir, la primera intención es la que cuenta y eso hemos pensado nosotros hoy en vista de los acontecimientos. Los planes iniciales era ir el viernes por la noche a Bac Ha, para desde allí tanto el sábado como el domingo ver los mercados de la zona, pero al final entre unas cosas y otras decidimos alargar la estancia en Sapa y contratar un circuito para hoy domingo que consistía en visitar el mercado de Bac Ha y la aldea de la etnia Hmong Flor. El resultado no ha sido desastroso, pero lo suficiente como para pensar que hay que huir de los circuitos programados.
Detalle traje Hmong Flor.
A las 6,15h ha sonado el despertador, nos hemos arreglado con los ojos medio cerrados y hemos bajado a tomar un zumo mientras esperábamos al bus que pasaba a recogernos a las 7h. A las 6,57h, entre la lluvia y bajo una capa de agua ha aparecido nuestro guía que nos ha llevado hasta el minibus. Ya por la mañana hay gente que no tiene muy buen humor, y lo hemos comprobado con dos guiris de Israel que venían en nuestro grupo y que ya nada más entrar en el vehículo la han armado gritando al guía porque no habían ido al hotel con el coche a buscarles, (que por cierto estaba a 100 metros si llega) y consideraban una locura tener que dar unos pasos bajo la lluvia, y eso que les estaban cubriendo con paraguas y llevando las maletas...sin comentarios.
Elena en plena foto.
De modo que tras recoger al resto del grupo hemos emprendido el camino hacía Bac Ha, donde entre la niebla y la lluvia hemos llegado casi 3 horas después. Allí parecía que hacía mejor tiempo, así que nos han soltado en el mercado, teníamos 2 horas y luego debíamos reunirnos todos para comer.
Niño entre cestos.
El mercado de Bac Ha la verdad es que no desilusiona, plagado de mujeres Hmong Flor vestidas con unos trajes espectaculares llenos de motivos y color. Pasas la zona de recuerdos, que por cierto tenían cosas chulísimas y llegas a la parte central que es donde tienen los alimentos. Estaba de gente hasta arriba y caminar era complicado, pero ha sido muy chulo y hemos podido vivir bien a fondo el mercado, incluso a Quim le han parado y le han invitado a un par de vasos de vino de arroz...ha necesitado un rato para que le dejara de arder la boca. Pero sobretodo hemos disfrutado observando cómo funciona aquí la gente y la vidilla que tiene el mercado.
Hombre probando el tabaco.
A la hora convenida hemos ido al restaurante donde ya estaba el grupo y hemos comido sin que el menú fuera nada destacable, más bien normalito, pero bueno tampoco pretendíamos mucho más.
El momento para mi rarillo del día y por lo que digo que es mejor evitar los circuitos organizados, ha llegado cuando nos han llevado a la aldea Hmong Flor, allí hemos hecho un pequeño recorrido pasando por las casas de esta etnia y vivido un momento bastante bochornoso con todo el turisteo haciendo fotos a la gente, algunos de los Hmong se tapaban o les ignoraban, deben estar hasta las narices de estas situaciones y mientras nuestro grupo disfrutando del recorrido como si lo que viviera allí no fueran personas o estuvieran en un zoológico...la verdad es que ha sido bastante incómodo y nada comparable a lo que vives cuando vas por libre y te relacionas con ellos de forma normal, de tú a tú.
Vendedor de vino de arroz.
Ya de vuelta hemos parado en Lao Cai, pueblo que hace frontera con China donde han realizado la parada de turno para que observásemos dicha frontera y el pueblo de enfrente que ya pertenecía a China.
Mujer Hmong Flor vendiendo incienso.
Lloviendo de nuevo hemos vuelto a Sapa, por un recorrido lleno de curvas pero pasando por unos parajes que son una pasada hemos llegado a Sapa, entre niebla y lluvia exactamente igual que habíamos salido por la mañana.

6 comentarios:

  1. Holaaaaaaaaa... cool!!! mola el blog!
    Espero que vaya todo muy bien por ahí... yo aquí... que no siento las piernas!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola
    Primero de todo felicidades por el blog!
    Os escribo para pediros consejo, vamos a finales de noviembre a Vietnam y estaremos 2 noches en Sapa una durmiendo en una casa de una aldea y la segunda en el hotel. El caso es que no sabemos si acercarnos el ultimo día a al mercado de Bac Ha antes de coger el tren en Lao Cai con el consiguiente madrugon. o tranquilamente pasar el día en sapa y así ver el mercado de esta ciudad que según he leído también esta muy bien.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola!!! Encantados en daros algún consejillo. Nosotros en Sapa estuvimos bastante tiempo por lo que nos dio tiempo a disfrutar de la zona y de la gente sin el agobio del principio, ya que nada más llegar te sientes bastante agobiado porque solo ven un billete de dolar en tu frente, cuando ya te conocen eso desaparece y es muy agradable.
    El mercado de Bac Ha no tiene nada que ver con el de Sapa, debéis mirarlo bien porque me parece que solo es los sábados. Si podéis ir yo creo que merece la pena, allí están las etnias Hmong Flor y el mercado es mucho más grande que el de Sapa. Sobretodo merece la pena mezclarte con la gente y dejarte llevar, es un mercado muy auténtico.
    El inconveniente es que son pocos días los que estáis en la zona, e ir de Sapa a Bac Ha lleva bastante tiempo. Lo organizan desde el mismo hotel, de modo que si os apetece simplemente es como decis, madrugar bastante y dejar que te lleven.
    Lo mejor es que lo decidais cuando estéis allí, y ver si aun os quedan cosas que ver en Sapa o no...
    Si tenéis alguna otra consulta aquí estamos.
    Disfrutar mucho y buen viaje!!!

    ResponderEliminar
  4. Efectivamente el mercado Bac Ha cada día es más y más popular. Muy colorido, muy curioso es algo que si teneis tiempo no debeis dejar pasar :)

    Un saludo
    Vietnamitas en Madrid

    ResponderEliminar
  5. Visitaremos Vietnam próximamente. Gracias por toda esta información que nos será muy útil. Vuestro blog nos abre el camino. Saludos viajeros desde Bangkok.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, que tengáis buen viaje, aquí nos tenéis para lo que necesitéis.

      Eliminar