jueves, 25 de noviembre de 2010

Turquía. Llegamos a Göreme (Capadocia)

Tras una noche tranquila en el tren, amanecimos en Ankara. Así que tras un buen desayuno decidimos buscarnos la vida para encontrar el bus que nos llevaría a Capadocia.

Hombre a caballo viendo el atardecer desde lo alto de Göreme.
 Aun éramos pardillos en los desplazamientos por Turquía así que no sabíamos muy bien como llegar a la estación de buses, preguntamos cómo hacerlo y sin saber muy bien como conseguimos llegar hasta una parada en la que nos recogió un minibus y nos llevó más por intuición que por otra cosa hasta la estación de Asti.

Nuri y Elena en el hostel.
Tras 4h30min de bus, en las que dormimos como troncos, incluido Quim que aunque dice que él nunca duerme en los transportes al final es el que más lo hace, llegamos a Göreme nuestro nuevo punto de parada en el viaje desde el que recorreríamos la Capadocia.

Cuando nos estábamos acercando a la zona, ya comenzamos a alucinar con los paisajes, entre lunares, marcianos....una pasada la verdad, así que ya super emocionados aguantamos los últimos minutos en el dolmus deseando llegar cuanto antes.

Elena y Nuri en la habitación-cueva.
Al llegar al pueblo nos indicaron cómo llegar al hostel que habíamos elegido, en esta ocasión era el Traveller´s Cave Pansiyon, tras una buena cuesta llegamos y nos alojaron en una habitación cueva bastante chula. El hostel está muy bien, muy concurrido por japoneses ya que la dueña es japonesa, por la mañana puedes desayunar en la terraza desde la que hay una buena vista de Göreme, así que genial.

Mujer con calabazas.
Así que después de ubicarnos nos fuimos a comer para preparar los próximos días por la zona, en la oficina de turismo nos informaron durante largo rato de las opciones, el chico de la oficina es muy atento y habla mucho, mucho, mucho, pero bueno al final te da la información que necesitas así que tampoco está mal, jeje.

Nuri y Quim, momento té.
 Quim y yo contratamos un paseo en globo para el día siguiente y entre los tres alquilamos un coche para los dos próximos días. De nuevo aquí hay que regatear, negociar y buscar los mejores precios en las diferentes agencias, por suerte están todas juntas. Al final creo que no estuvo mal, el paseo en globo no es barato, unos 100€, pero en nuestro caso fue tan chulo que mereció la pena. El coche nos salió más económico, también facilitado porque ya habíamos contratado el globo con ellos.

Elena y Nuri paseando por Göreme
Así que tras esta actividad desenfrenada en busca de los mejores precios y opciones, nos fuimos a tomar un té tirados en una Haima, donde nos relajamos. Luego una vuelta por el pueblo donde descubrimos las tiendecitas y sufrimos una compra compulsiva de pulseras y de allí a cenar para coger fuerzas para el día siguiente.

2 comentarios:

  1. ¡Hola chicos! Acabo de descubrir vuestro blog.
    Hace muchos años (casi de niña) visité Turquía con mis padres y la verdad es que vuestros relatos de este país me están trayendo muchos recuerdos. Lo del globo debió estar muy bien, yo no tuve la suerte de hacerlo...
    Estaré pendiente de los próximos relatos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hola Helena...nos alegra que nuestro blog te despierte recuerdos, la verdad es que Turquía nos encantó.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar