martes, 7 de diciembre de 2010

Turquía. Hemos pillado un globo.

No penséis mal, pero el título tiene gancho, fue una experiencia alucinante, siempre había querido subir en globo y aquí la oportunidad pintaba bien, no era barato, pero es un lugar espectacular para probar la experiencia.

Globos sobre Capadocia.
 Vinieron a buscarnos muy temprano en un mini bus, aun era de noche, junto con más turistas nos dirigieron hacia la zona de despegue, en donde habrían unos 8 globos más, los estaban acabando de hinchar y mientras habían dispuesto unas mesas con pastas y té para que desayunáramos, Elena y yo estábamos poseídos, comimos muy poco para liarnos como locos a hacer fotos. Una vez que los globos estaban preparados nos subimos por grupos y lentamente comenzamos a ascender a medida que íbamos subiendo empezamos a ver a nuestro alrededor muchos más globos, en total habrían unos 40 globos, no exagero. La vista era increíble, nuestras cámaras echaban humo, la verdad es que es una gozada ver la Capadocia desde el cielo.

Globo epareciendo tras las rocas.
 El vuelo duró aproximadamente una hora y con la misma lentitud con la que ascendimos hicimos el descenso hasta posar la cesta del globo con todos nosotros subidos sobre el remolque. Luego celebramos el vuelo con nuestro piloto que se parecía una barbaridad a Leonardo Di Caprio, después de recibir el diploma por el vuelo, nos devolvieron a Goreme.

Quim "Jones" junto a formación rocosa.
 Ya una vez con Nuri, fuimos a buscar nuestro coche alquilado, con el que hicimos un recorrido visitando los diferentes paisajes de la zona y parando en cada pueblo que íbamos descubriendo para al final del día acabar en un sitio que le llaman Sunset  en Rose Valley y en el que nos disponíamos a ver el atardecer tranquilamente, hasta que empezamos a ver como llegaban autocares y coches y la tranquila zona se convertía en una zona bulliciosa, pero bueno, por lo menos el atardecer mereció la pena.

Castillo Uçhisar.  
 Por la noche a pesar de estar cansados, nos pasamos por una especie de discoteca con un fuego en la entrada, por la noche hacía frío, la cual se llama Pacha Goreme, pero creemos que no está en el circuito de estas famosas discotecas.

Nuri viendo ruinas en Capadocia.
 No había mucha gente, pero como hay sofás dentro nos apalancamos y encima con las bebidas nos invitaban a tapas, así que después de estar un rato tranquilos nos fuimos a dormir a nuestra cueva que estábamos reventados.

Elena haciendo fotos.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario