martes, 1 de octubre de 2013

Granada, La Alpujarra

Hoy tocaba excursión por La Alpujarra, así que salimos un poco temprano, sin pasarse que estamos de vacaciones. Nos hemos propuesto visitar Lanjarón, Pampaneira, Bubión, Capileira y Trevélez así que ¡en marcha!

Cartel en Lanjarón.

El primer pueblo que nos encontramos es Lanjarón, famosa por su manantial de agua, dicen que gracias a este agua los habitantes de Lanjarón son muy longevos. El pueblo es mas grande de lo que nos imaginábamos y bastante bonito, hay fuentes por todas partes y muchas tiendas con productos artesanos de la zona.

Ancianos en Lanjarón.

 De aquí nos dirigimos a Pampaneira, pretendíamos comer de bocatas, pero descubrimos unos bares que no parecían excesivamente caros y la verdad es que comimos muy bien,  el pueblo es muy bonito y la época acompaña ya que no hay mucha gente y podemos disfrutar de la tranquilidad de pasear por sus calles sin apenas cruzarnos con nadie, la mayoría de las casas están pintadas de blanco y hace que sea todo muy luminoso. Además por aquí también corre el agua por todas partes y como hace un poco de calor es agradable la presencia del agua. Hay unas cuantas tiendas en las que venden unas alfombras hechas en la zona confeccionadas con lana, las cuales tenían un precio razonable.

Chimenea típica de Pampaneira.

Una vez maravillados con el pueblo de Pampaneira visitamos Bubión, con un estilo parecido al pueblo anterior y también muy tranquilo, desde aquí igual que en Pampaneira además del pueblo el paisaje es espectacular y supongo que al coincidir con la hora de la siesta aún había menos gente por sus calles.

Pimientos al sol en Pampaneira.

Seguimos ruta y nuestra próxima parada es Capileira, no es tan espectacular como los dos anteriores, pero también es tranquilo, en muchas fuentes se avisa que el agua no es potable por lo que hay que tenerlo en cuenta si vienes con la botella vacía. Después de una pausa para tomar un refrescante helado nos subimos al coche para alcanzar el último pueblo de nuestra ruta, creíamos que desde Trevélez podríamos divisar el Mulhacén, pero al estar en un valle si queremos verlo tenemos que hacer una excursión de 5h para la cual no llevamos el material adecuado ni disponemos de tiempo. Aún así el paisaje que rodea al pueblo mas alto de España es increíble y aquí hace fresquillo, no obstante estamos a 1.476 metros sobre el nivel del mar, lo mas importante de este pueblo son sus secaderos de jamón, que son muy famosos. Desde aquí no nos queda otra cosa que darnos la vuelta y deshacer el camino andado, realizamos una parada técnica de nuevo en Lanjarón para despedirnos de La Alpujarra con otro helado y comprando algunos productos típicos de la zona.

Anciano en Trevélez

Aquí finaliza nuestro viaje a esta magnífica tierra de contrastes a la cual volveremos seguro, hemos disfrutado mucho y nos queda por ver tela, ¡ojú mi arma!

Calle en Bubión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario