domingo, 26 de julio de 2015

Como nos lo montamos, fotográficamente claro.


Por si tenéis curiosidad o necesitáis resolver alguna duda os vamos a explicar como nos organizamos cuando estamos de viaje, esperamos que os sirva de ayuda.

Una de nuestras prioridades cuando vamos de viaje son las fotos, nos apasiona además del hecho de que Elena es fotógrafa. El material que nos llevamos suele variar un poco, antes de que naciese Éric íbamos más cargados, ahora tenemos que mirar mucho lo que llevamos encima.
Nosotros utilizamos cámaras réflex y siempre llevamos 2 cuerpos, ya que cada uno hace sus fotos y así no hay que estar esperando a que el otro deje la cámara libre, ópticas llevamos un poco variado pero no el doble, cada uno elige lo que necesita en cada momento, acostumbramos a llevar un angular 17/35mm, un 35/70mm un 70/300 macro y nuestra última adquisición un 50mm 1,4f de Sigma que da una calidad extraordinaria. Además de algunos filtros como el polarizador que nunca debe faltar y uno de densidad neutra que utilizamos para largas exposiciones.

Diarios de los viajes.

El trípode depende de si cogemos avión o salimos desde casa en coche, tenemos un Benro ligero de viaje que no es tan estable y un Manfrotto que es más pesado y más grande pero más estable, pero a veces hay que sacrificar algunas prestaciones para que puedas transportar todo el material, también tenéis que tener en cuenta que cuantas más cosas carguéis más os dolerá la espalda, ya que normalmente por lo menos nosotros andamos bastante.
Ahora solo llevamos una mochila con el material de los dos, ya que tenemos que llevar también al pequeño y el que está pendiente de él no puede ir cargado, así que nos vamos turnando.

Algunas de las fotos que regalamos a los protagonistas.

Para Vietnam compramos una mini impresora de Polaroid y la verdad es que fue una gran idea, ya que pudimos regalar a algunas personas durante el viaje fotos que les habíamos hecho y se quedaron muy sorprendidos y agradecidos, si podéis hacerlo a veces es gratificante que vean que no vas a lo tuyo a sacar la foto y olvidarte de esa persona hasta que la ves en la foto, es una manera de agradecerle haber posado para nosotros o si disponen de internet se las podéis pasar por mail.

Durante la jornada vamos haciendo fotos, si vamos a un sitio como por ejemplo un mercado en el cual si vamos juntos podríamos “robarnos” las fotos, normalmente nos separamos y cada uno va por su lado, así evitamos fotos parecidas y cada uno va a lo suyo, incluso hemos llegado a entrar por turnos en una iglesia para cada uno hacer sus fotos, luego es divertido ver lo que hizo el otro y lo diferentes puntos de vista de cada uno.

Nuestro disco para los backup.

Al finalizar el día hacemos las copias de seguridad, siempre hacemos 2, una en un disco duro portátil en el cual se vuelcan directamente de la tarjeta a este dispositivo, es de 80Gb nunca lo hemos llenado, lo normal es llegar a unas 40Gb también depende de las semanas que dure el viaje. El otro soporte de backup es el portátil que utilizamos para escribir en el blog cuando andamos por el mundo. Hemos leído que hay viajeros que vuelcan las fotos en la nube, como por ejemplo Dropbox ó Flikr, etc… esto está bien si dispones siempre de acceso a internet, nuestro caso es más complicado ya que las fotos que hacemos con nuestras cámaras ocupan mucho espacio y normalmente tenemos que volcar cada uno unas 4Gb de fotos cada noche de cada cámara, así que de momento lo hacemos así.

Mientras se descargan las fotos uno escribe el post del día y el otro escribe en el libro de viaje, ahora todo esto cuando Éric está dormido, para que una vez descargadas las fotos elegidas las que nos gustan para el blog las pasamos por photoshop para darle un par de toques y a dormir, a veces parece que estamos trabajando en lugar de estar de vacaciones, pero nos gusta, seguro que algunos os sentís identificados.

martes, 14 de julio de 2015

Ruta de la Puda i les Estunes

Ahora que está Éric buscamos rutas asequibles para ir con él y así que vaya disfrutando de la naturaleza y aprenda de ella.

Hace poco descubrimos esta ruta que sale del Estany de Banyoles y es circular, es un recorrido corto y la gran mayoría del camino transcurre protegida del sol, la duración total ronda 1h aproximadamente, nosotros tardamos algo más ya que Éric aún es pequeño y se entretiene con todo lo que se encuentra por el camino.

Estany de Banyoles

La ruta comienza desde el mismo Estany de Banyoles, por el Passeig Dalmau, os tiene que quedar el Estadio Municipal a vuestra izquierda, la ruta está marcada con el 2 y hay que seguir esos carteles. Al final de esta arboleda llegaremos al antiguo Balneario de la Puda en desuso, pasaremos por la Font Pudosa y a través de una pasarela de madera llegamos hasta el Estanyol de la Cendra, seguiremos hasta el Estanyol d'en Montalt, donde están haciendo la reintroducción de cigüeñas.

Continuaremos el camino por la carretera de Mieres, aquí nosotros nos despistamos y seguimos la ruta hasta el Estanyol de Vilar, es el más grande  de todos, pero si cruzáis la carretera llegaréis a Les Estunes, si os pasa como a nosotros no os preocupéis con el coche se puede visitar, aquí incluso podéis comeros el bocadillo con muy buena sombra.

Buscando hadas

Cuando llegamos de nuevo al Estany nos subimos al coche para visitar lo que nos habíamos dejado.

Les Estunes es un lugar mágico y asombroso,  si vais con niños pequeños tendréis que tener cuidado ya que hay grietas y podrían hacerse daño, pero si os adentráis dentro de ellas vais a ver porqué el lugar merece la pena visitarlo, además de los seres que un vez lo habitaron, os adjuntamos la leyenda que hay en la web del Ajuntament de Porqueres:

"Hace mucho tiempo, en las Estunes vivían unos seres fantásticos, etéreos e invisibles personificados en forma de mujeres de una belleza y finura extraordinarias.
En los palacios de piedra, las goges hacían grandes fiestas y convites, que la gente de la zona conocía por su deslumbrante claridad y los escandalosos gritos que salían delas grietas y las balmas.
Durante el día se escondían, huyendo de la luz, y disfrutaban de la intimidad de sus palacios, que aseguraban tejiendo una finísima red con hilo imperceptible que impedía el paso a curiosos y atrevidos. Tan sólo entraban las personas que deseaban no volver nunca al mundo de los mortales y quedarse para siempre entre la fantasía mágica de los palacios rocosos de las Goges de Las Estunes..."

El pitufo y Quim explorando.
 
Nosotros no las vimos, pero tener cuidado hace tiempo que nadie las ve y quién sabe... lo más seguro es que os quedéis atrapados por la belleza del lugar.

Si vais en verano, os podéis tomar algo fresquito en els Banys Vells y bañaros en el Estany, así que llevaros el bañador, si no os apetece Banyoles es muy bonito y os podéis acercar al pueblo, la oferta por aquí es muy extensa y seguro que encontraréis algo que os guste.

Si queréis información detallada de la ruta la podéis conseguir aquí:

http://www.consorcidelestany.org/index.php?publicacions_propies