domingo, 26 de julio de 2015

Como nos lo montamos, fotográficamente claro.


Por si tenéis curiosidad o necesitáis resolver alguna duda os vamos a explicar como nos organizamos cuando estamos de viaje, esperamos que os sirva de ayuda.

Una de nuestras prioridades cuando vamos de viaje son las fotos, nos apasiona además del hecho de que Elena es fotógrafa. El material que nos llevamos suele variar un poco, antes de que naciese Éric íbamos más cargados, ahora tenemos que mirar mucho lo que llevamos encima.
Nosotros utilizamos cámaras réflex y siempre llevamos 2 cuerpos, ya que cada uno hace sus fotos y así no hay que estar esperando a que el otro deje la cámara libre, ópticas llevamos un poco variado pero no el doble, cada uno elige lo que necesita en cada momento, acostumbramos a llevar un angular 17/35mm, un 35/70mm un 70/300 macro y nuestra última adquisición un 50mm 1,4f de Sigma que da una calidad extraordinaria. Además de algunos filtros como el polarizador que nunca debe faltar y uno de densidad neutra que utilizamos para largas exposiciones.

Diarios de los viajes.

El trípode depende de si cogemos avión o salimos desde casa en coche, tenemos un Benro ligero de viaje que no es tan estable y un Manfrotto que es más pesado y más grande pero más estable, pero a veces hay que sacrificar algunas prestaciones para que puedas transportar todo el material, también tenéis que tener en cuenta que cuantas más cosas carguéis más os dolerá la espalda, ya que normalmente por lo menos nosotros andamos bastante.
Ahora solo llevamos una mochila con el material de los dos, ya que tenemos que llevar también al pequeño y el que está pendiente de él no puede ir cargado, así que nos vamos turnando.

Algunas de las fotos que regalamos a los protagonistas.

Para Vietnam compramos una mini impresora de Polaroid y la verdad es que fue una gran idea, ya que pudimos regalar a algunas personas durante el viaje fotos que les habíamos hecho y se quedaron muy sorprendidos y agradecidos, si podéis hacerlo a veces es gratificante que vean que no vas a lo tuyo a sacar la foto y olvidarte de esa persona hasta que la ves en la foto, es una manera de agradecerle haber posado para nosotros o si disponen de internet se las podéis pasar por mail.

Durante la jornada vamos haciendo fotos, si vamos a un sitio como por ejemplo un mercado en el cual si vamos juntos podríamos “robarnos” las fotos, normalmente nos separamos y cada uno va por su lado, así evitamos fotos parecidas y cada uno va a lo suyo, incluso hemos llegado a entrar por turnos en una iglesia para cada uno hacer sus fotos, luego es divertido ver lo que hizo el otro y lo diferentes puntos de vista de cada uno.

Nuestro disco para los backup.

Al finalizar el día hacemos las copias de seguridad, siempre hacemos 2, una en un disco duro portátil en el cual se vuelcan directamente de la tarjeta a este dispositivo, es de 80Gb nunca lo hemos llenado, lo normal es llegar a unas 40Gb también depende de las semanas que dure el viaje. El otro soporte de backup es el portátil que utilizamos para escribir en el blog cuando andamos por el mundo. Hemos leído que hay viajeros que vuelcan las fotos en la nube, como por ejemplo Dropbox ó Flikr, etc… esto está bien si dispones siempre de acceso a internet, nuestro caso es más complicado ya que las fotos que hacemos con nuestras cámaras ocupan mucho espacio y normalmente tenemos que volcar cada uno unas 4Gb de fotos cada noche de cada cámara, así que de momento lo hacemos así.

Mientras se descargan las fotos uno escribe el post del día y el otro escribe en el libro de viaje, ahora todo esto cuando Éric está dormido, para que una vez descargadas las fotos elegidas las que nos gustan para el blog las pasamos por photoshop para darle un par de toques y a dormir, a veces parece que estamos trabajando en lugar de estar de vacaciones, pero nos gusta, seguro que algunos os sentís identificados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario