martes, 15 de septiembre de 2015

Escocia. ¡¡Comienza la aventura Escocesa!!



Parece que nunca llegan pero lo bueno se hace esperar.  Ya estamos en Edinburgo. 

Para ir al aeropuerto reservamos un taxi a través del portal www.pidetaxi.es fueron puntuales y no tuvimos ningún problema y como es sábado no había tráfico, elegimos esta opción porque al ir con Éric y bastante cargados, coger el metro podría ser una odisea.

Éric preparándose para volar.
Una vez en el aeropuerto de El Prat empiezan las movidas, al ir con un bebé no puedes facturar a través de internet, aunque de todas maneras debíamos pasar por facturación para dejar las mochilas, después de estar unos 20 minutos haciendo cola, cuando nos toca nos dice la amable señorita que el vuelo de Edinburgo lo están despachando única y exclusivamente en otros 2 mostradores que están detrás y que no han avisado, cosa que le hacemos saber, pero aun así nos toca  jorobarnos y hacer otra cola de 15 minutos para hacer lo mismo.   ¡Alucinante!, pero  cuando creemos que la tontería ha acabado en el mostrador nos dicen después de pesar las mochilas y darnos las tarjetas de embarque que debemos llevarlas a la cinta de equipaje especial, cosa que podía haber hecho la primera persona que nos atendió.

A punto de recortarnos las piernas para entrar mejor.

 Si vais con un carro de niño, para nosotros era nuestro primer vuelo con Éric, no debéis entrar al control por el mismo sitio que lo hace todo el mundo, si no por otra puerta que hay exclusiva para familias con carros y sillas de ruedas, es curioso porque tienen un mini parque para dejar al bebé mientras preparas las cosas para pasar por el control. Si lleváis el biberón del bebé lo analizarán en una máquina.

Una vez dentro de la zona de embarque y con tiempo de sobra nos dedicamos a desayunar algo,  para luego acercarnos a nuestra puerta,  donde  aún faltan unos 20 minutos pero la gente ya está haciendo cola. Nosotros como vamos con el muñeco podemos saltarnos la cola, creo que me llevaré siempre a Éric cuando vaya a volar. Pero de nada sirve tanta prioridad porque subimos a una jardinera que nos llevará hasta el avión que nos espera en pista y encima con un calorazo tremendo esperando a que decidan que ya podemos subir al avión.

La vista desde nuestra ventana.
En el avión nos damos cuenta que no hemos crecido, es Vueling que como siga juntando los asientos más solo podrán sentarse menores de 3 años o hobbits, es una sobrada, sobre todo cuando piensas que aún tienes 3 horas de vuelo y no te vas a poder mover y encima tenemos que llevar a nuestro hijo encima con tan poco espacio, al principio él no para ya que todo es nuevo y cuando despegamos le fascina todo lo que ve, pero como no ha parado desde que hemos salido de casa más el madrugón, en seguida cae y así hasta casi llegar a Edinburgo.

En el salón de la casa de Katherine.

Las maletas tardan en salir y como Éric ha cargado pilas se dedica a correr por la sala de recogidas, yo creo que a estas alturas ya le conoce casi todo el pasaje. Una vez con todos nuestros trastos hacemos un alto en un bar del aeropuerto para que coma el pequeñajo y con el estómago lleno subir al bus de Airlink 100, los billetes los cogimos a través de su página web http://lothianbuses.com/timetables-and-maps/airlink puedes comprar ida y vuelta que sale mejor de precio. En 30 minutos te dejan en la estación de Waverley.
Una vez aquí debíamos coger el autobús número 25, Elena le preguntó a uno cuando paró pero nos dijo que debíamos subir a otro y luego más adelante se dio cuenta que se había equivocado y se paró a nuestro lado para decirnos que si era su línea pero en el otro sentido, que majete. 

la casa de Katherine es una chulada

Ya en nuestro bus nos dirigimos a nuestro primer alojamiento en el barrio de Leith, hay muchas casas unifamiliares y la de nuestros anfitriones es una bonita casa construida en el 1725, nos recibe Katherine que nos trata como si nos conociese desde hace tiempo y nos enseña nuestra habitación, donde ya nos habían preparado una cuna y juguetes para Éric, así da gusto ir a casa de alguien. Desde el primer momento nos hemos enamorado de la casa y estamos muy a gusto. La encontramos a través de www.airbnb.es si queréis que os hagan descuento nos enviáis un mail a losviajesdequimyelena@yahoo.es  y os enviamos una invitación.

Currando en el blog

En este viaje queríamos probar una nueva plataforma colaborativa https://es.nightswapping.com pero no ha sido posible, a ver si los Escoceses se animan y hay mas ofertas de alojamiento, pero seguro que en el próximo viaje lo conseguimos.

Mañana más y mejor, ahora toca descansar que aún tenemos todas las vacaciones por delante.

4 comentarios:

  1. Hola familia,
    por fin en Escocia.
    Espero que lo estéis disfrutanto. Muchas gracias por vuestro llamamiento, esperamos que gracias a él, movilicemos a muchos anfitriones que quieran experimentar el #turismocolaborativo al 100%
    Felices vacaciones
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!
      Ayudamos en lo que se pueda. Gracias a vosotros.
      Saludos

      Eliminar
  2. ¡Felices vacaciones! Escocia es precioso y podréis hacer fotos increibles. Voy siguiendo vuestro viaje por aquí... ;) un beso enorme! Marta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!! nos vemos a la vuelta. Besos!!

      Eliminar