viernes, 18 de marzo de 2016

Llueve sobre el Delta

Parece ser que hemos tenido una suerte increible y estos días que estamos por la zona son los que más frío a hecho, ¡Qué bien!

Pero bueno, como se suele decir a mal tiempo buena cara y un poco de agua no va a conseguir que nos quedemos en casa, por desgracia las opciones para poder hacer algo sin mojarse son escasas por aquí, pero algo hay.

Para empezar el día nos acercamos al centro de Deltebre a tomar un café en una panadería muy mona que está en la Avda. Goles de L'Ebre, 209 y en la cual hacen pan de arroz que está muy bueno, además de poder degustar las delicias que elaboran.

Contraluz de Éric y Quim
La lluvia nos sigue como compañera y nos acercamos al Museo Molí de Rafelet donde procesan el arroz de manera artesanal como se hacía antes, pero llegamos pasadas las 11:30 y acababa de entrar un grupo de jubilados y no nos pudieron integrar en la visita por lo que nos quedamos sin verlo, nos propusieron otros horarios pero para ello teníamos que esperar vete a saber donde ya que llovía, por lo que desistimos y nos quedamos con ganas de verlo, otra vez será. Si no queréis que os pase lo mismo, contactar con ellos para informaros de las visitas:

http://www.moliderafelet.com/visitas-museo-arroz.html

Barca en la desembocadura
Así que vuelta al coche, pon a Éric en su silla, guarda las cosas de nuevo y probamos otro sitio, esta vez información turística, www.ebreterra.cat ya que aquí además de información del Delta hay una exposición permanente, pero ¡noooooooo! hasta semana santa no la abren de nuevo al público, esto pasa a veces cuando viajas fuera de temporada. La mujer que hay allí es muy amable y nos da un mapa de la zona y nos da mas información e ideas de que poder hacer con lluvia, pero como ya sabíamos son pocas.

Pico mas alto del Delta
Otra vez repetimos la operación del coche y esta vez solo queda una opción, el ecomuseo que está en la calle Doctor Martí Buera, 22 de Deltebre. Aparcamos delante y esta vez sí podemos visitarlo, el único inconveniente es que una parte de la visita es en el exterior, ya que es una reproducción del Delta, pero ya no nos quedan más posibilidades, la entrada cuesta 2€ hay una pequeña tienda y en la parte de arriba una exposición en la que hay una información muy completa del Delta. En el exterior como hemos comentado hay una representación del Delta en todos sus aspectos, fauna, flora, el cultivo del arroz, etc... lo que te da una idea del entorno en el que te encuentras.

La calma después de la tormenta
Por desgracia tanta agua ha provocado que a Éric se le desborde el pañal, por lo que volvemos a la entrada para ir al lavabo y sin mirar nada comenzamos a cambiar al pequeño en el mármol sin fijarnos una vez acabado que en uno de los lavabos de las mujeres hay un cambiador, ¡vaya padres más despistados tienes Éric!

Flamenco
Ya son casi las 13h, la hora de cierre, tenerlo en cuenta. En los folletos que nos dan pone las 14h pero cierran una hora antes. Decidimos ir a comer a Riumar, como todo está cerca a través de la carretera TV3454 nos plantamos en un momento allí, las opciones para comer en el paseo marítimo aparentemente son escasas y con la lluvia no queremos empezar a dar vueltas, así que declinamos la opción de Casa Nuri que pica un poco y entramos en el restaurante Tramontano que está al lado. Pedimos unas croquetas para Éric, los entrantes son escasos y los mejillones no son para tirar cohetes, la paella nos gustó, no nos molestó nadie estábamos solos comiendo, por cierto tienen trona.

Mirador Zigurat
Con el estómago lleno decidimos ir a coger el crucero del Delta que sale a las 15:30, pero hasta las 15:15 no abren la taquilla y ni siquiera a esa hora podemos, la abren poco antes de zarpar y cuando hemos comprado los tiquets empiezan a tocar la bocina para subir, ¡qué prisas!.
Solo vamos nosotros tres y una pareja, tenemos todo el barco para nosotros, Éric lo quiere investigar todo y como deja de llover subimos arriba que está descubierto para disfrutar del paseo y ver el paisaje, la ruta nos lleva hasta la desembocadura, pasando por el pico mas alto del Delta de 5m de altura, el trayecto dura unos 45 minutos pero Éric se duerme antes de llegar ya que nos subimos el carro por si acaso y aprovechó para tumbarse.

Flamencos levantando el vuelo
Una vez en tierra firme nos acercamos con el coche al Garxal donde hay un mirador y por turnos para que el pequeño duerma plácidamente vamos a explorar la zona cámara en mano, también descubrimos un mirador desde el que se ven entre otras aves a los famosos flamencos.

Al final el día no ha salido tan mal y hemos podido disfrutar de este estupendo paraje, aunque el tiempo no anuncia que mañana vaya a ser mejor.

Barca en el Garxal

No hay comentarios:

Publicar un comentario