martes, 11 de julio de 2017

Una visita a la Colonia Güell

Invitados por Barcelona és molt més varios socios de Barcelona Travel Bloggers fuimos a conocer la Colonia Güell dentro del marco en el que están promocionando #CostaBarcelonaWeek

Exterior de la Cripta
Esta colonia Industrial que fue propiedad de Eusebi Güell, alberga uno de los tesoros de Antoni Gaudí, la Cripta. La única pega es que no está acabada. En esta construcción se pueden apreciar todas las técnicas innovadoras de este genio de la arquitectura.

Interior
La Colonia Güell no es solo la Cripta a simple vista parece un pequeño pueblo, este tipo de núcleos se construían para que los trabajadores los cuales dedicaban la mayor parte de su tiempo a trabajar en la fábrica que hay allí estuvieran más cerca de estas y también para estar lejos de los movimientos sindicales que afloraban en las grandes ciudades.

Las tranquilas calles de la Colonia
La diferencia de esta respecto a otras colonias, es que Eusebi Güell procuró que los trabajadores tuvieran mejoras sociales, además de equipamientos culturales y no solo Gaudí intervino arquitectónicamente en la Colonia si no que otros maestros también colaboraron con su aportación en hacer que la Colonia tenga su propia identidad.

Escuela y casa del maestro
Como es un jueves el paseo por las calles es muy tranquilo, así que después de disfrutar de la espectacular cripta, hacemos un recorrido por los diferentes edificios singulares de la Colonia, Ca LÓrdal, Ca LÉspinal, La escuela y casa del maestro, etc…


Una vez disfrutado de este paseo nos esperaban en frente de la oficina turística junto a otros bloggers de fuera del país para participar en un taller de trencadís. Así pudimos conocer con más o menos pericia la técnica que utilizó Gaudí en sus obras de arte, curioso y divertido, pasamos un buen rato asesorados por el personal que nos guiaba para acabar nuestras creaciones.

Todo preparado para el taller de trencadís
Para concluir esta visita tan interesante nos habían preparado una sorpresa gastronómica de la mano de Cal Mingo de Viladecans, todo con productos de proximidad, entre los deliciosos bocados estaba la bomba de cerezas, una bola de chocolate que cuando la rompías en la boca el líquido del interior inundaba la boca a cereza, ¡buenísimo!

Creaciones de Cal Mingo

Hay un patrimonio fuera de la ciudad de Barcelona por descubrir, hasta la Colonia Güell se puede ir en coche, pero si prefierís dejarlo en casa podeís acercaros en tren y pasar el día aquí en familia. Si necesitáis más información para realizar la visita os dejamos el link de la web:




miércoles, 5 de julio de 2017

4º Aniversario de Barcelona Travel Bloggers. #BcnTB4

Después de unos meses de preparativos intensos, por fin pudimos disfrutar de la celebración del 4º aniversario de la asociación Barcelona Travel Bloggers de la cual somos miembros.

Foto de GTM Dreams
Este año quizás la esperábamos con más ganas, ya que se cambió el formato, hasta el año pasado se celebraban conferencias en torno a un tema durante todo el día y el domingo se realizaban diversas actividades, esto último se conservó. En esta celebración realizamos una Ginkana el sábado por la mañana por grupos, el tema era Bruselas y el premio como no podía ser de otra manera era un viaje a tan importante ciudad.

La Ginkana  #BcnTBRunbrussels

Nuestro fabuloso equipo lo componíamos:

Paola de "Viaja Con Paola"  
Lorena de "La Ratona Viajera" 
Victoria de "El Próximo viaje"  
María con su hija de "Con Peques se Puede" 
Y por último Éric y yo (Quim) Elena por temas laborales no pudo asistir L

Nos concentramos poco antes de las 10 delante de B The Travel Brand que tiene su sede en Avda. Diagonal, cuando ya estábamos todos, alrededor de 100 personas, entramos al local y después de un desayuno que había preparado para coger fuerzas nos explicaron en qué consistiría la prueba y las reglas. A mí (Quim) me tocó ser el capitán del equipo democráticamente a dedo, no sé si porque era el único chico del grupo junto con Éric, pero me tocó. Nuestro equipo que se llamaba #mejillones, ya que en Bruselas un plato muy típico son las patatas con este estupendo molusco, nos pusimos en marcha como si no hubiese un mañana, la primera prueba la hicimos nada más salir del local, asaltamos a una mujer para que nos hiciese una foto como si fuésemos la famosa estatua del niño meando de Bruselas, parecía que estábamos en Pekín Express.

Momentos de la Ginkana
La mañana se nos pasó volando entre prueba y prueba, en cada una debíamos localizar la ubicación y hacernos la foto todos para subirla a twitter, Victoria no tuvo ningún reparo en tirarse al suelo en una tienda para hacerse la foto con los colores de la bandera de Bélgica ante la incredulidad de la dependienta, probamos el estupendo chocolate de Godiva de la mano de Joan, pasando por la tienda Fuji Wonder donde tuvimos que hacer un Scrap con una foto Polaroid que nos hicieron, descubrir donde se oculta la escultura de la cabeza de Puig i Cadafalch en la fachada de la Casa de les Punxes, encontrar la única tienda oficial de Tintín en España, nos lo pasamos en grande a pesar del calor que hacía.

Cuando estábamos haciendo una de las pruebas finales en la tienda de Tintín, descubrimos que el grupo Lucky Lucke había conseguido realizar todas las pruebas antes que el resto, como ya no nos quedaba más por hacer, nos dirigimos al punto de encuentro en la casa de les Punxes y realizamos la prueba final que consistía en hacer un Rap con los Hashtag de los patrocinadores y así pudimos tomar algo fresquito con todos los compañeros y retirarnos a comer.



Por la tarde nos esperaba la guinda del pastel, la Gala en la terraza de la Casa de les Punxes, fuimos en taxi para probar la App de otro patrocinador MyTaxi, nos costó un poco conseguir uno ya que en la zona no había y no lo solicitamos antes de bajar a la calle pensando que encontraríamos uno rápido. Pero en seguida llegamos a nuestro destino y a través del ascensor de madera subir hasta la terraza y tras recibir una bolsa de bienvenida con un fabuloso queso de “Los Cameros” facilitado por “Marco Volador” y pasar por el photocall nos reunirnos con todos los compañeros.

Rafa y Dani divirtiendo al personal
La gala la amenizaron Rafa y Dani de Viajes con humor y Un Viaje Creativo, en seguida captaron la atención de todos con su show, nos lo pasamos muy bien con ellos, ¡son geniales!.

Después el grupo ganador Lucky Lucke debía pasar la última prueba para proclamar al ganador absoluto de la Ginkana y poder llevarse el viaje a Bruselas, solo podía quedar uno, así que tras unas preguntas sobre Bruselas consiguió ganar Nuria de Perdida Entre Culturas y el resto del equipo unas estupendas cámaras Fuji.

Nuria se llevó el viaje a Bruselas
También se entregó el premio al mejor Traze, que se lo llevo Lorena de la Ratona viajera, por el que realizó de las Hoces del Duratón. #Trazers

Había un viaje a Israel y se lo llevó Matías Callone de “101 lugares” al tweet más original explicando porque debía ser el merecedor de dicho premio.  #BcnTBGoisrael

A continuación se entregaron los #PremiosconB de la primera edición, patrocinados por B the Travel Brand, había 5 categorías y el premio para el ganador de cada una de ellas eran 500 eurazos, además el jurado lo componían figuras destacadas del sector, los ganadores fueron:

                                   Escapadas                               Xperimentando
                                   Grandes Viajes                       Las Sandalias de Ulises
                                   Low Cost                                 Viajarlo Cura Todo
                                   Guías de Viajes                       Voy a NYC
                                   Videos de Viajes                     Viajando Nuestra Vida

El momento más emotivo fue cuando subieron Manel y Maeva a por su premio al mejor vídeo y Manel rompió a llorar de la emoción y hacernos saber que iban a donar el premio íntegramente a la ONG Kusala Carpets  que visitaron en el pueblo de Selang en Nepal afectado por el terremoto de 2015, ¡GRANDES!

Maeva y Manel grabando el destino de su premio.
Con este broche final tocaba reponer fuerzas con el catering de la Casa de les Punxes que nos sirvió Matalaranya ¡riquísimo!

La nota desagradable de la noche la firmó la sala Sutton de Barcelona en donde íbamos a seguir la celebración tal como habíamos quedado con ellos previamente y con la excusa de la vestimenta dejaron fuera a 80 personas, “gracias” Sutton.

Fue un sábado increíble y desde nuestro punto de vista el cambio de formato un éxito, además en redes sociales también estuvimos dándolo todo y se notó. Cada año el listón está más alto, pero sino no tendría ningún aliciente, esperamos con ganas el #BcnTB5

Y el domingo las actividades, en donde nos repartiremos por diferentes lugares para conocer nuevas propuestas. Nosotros iremos al Delta del Llobregat.

lunes, 12 de junio de 2017

Alcover, viaje al pasado.

A principios de Abril participamos los tres en un Blogtrip de BcnTB de la cual somos socios junto a más compañeros, la verdad es que era una propuesta bastante interesante ya que íbamos a visitar el Museo de Alcover, la fábrica de cerveza Rosita hacer un paseo hasta la cascada del Niu de L’Aliga y para rematar una Calçotada en el Mas de Forés que nos ofrecía la Fundación Ginac, con este programa, ¿quien no se iba a apuntar?


Creando un fósil
La cita era a las 10h en el Museo  y nosotros llegamos cuando todo el grupo estaba visionando un video en el que explican cómo se descubrió este hallazgo geológico tan importante y como se forman los fósiles a Éric ver que estaban pasando una película ya le hizo captar su interés.

Los de verdad
El museo se encuentra ubicado en la antigua casa noble de Ca Batistó desde el año 90, pero fue fundado en 1967, con sus 50 años de historia y una reforma reciente que hace que sea más interactivo y en el nos muestra por un lado la exposición de fósiles y por otro la vida burguesa.

Un museo para interactuar
Después del audiovisual pasamos a la parte más divertida que fue hacer nuestro propio fósil con yeso, nos lo pasamos todos muy bien, sobre todo Éric. Mientras nuestros fósiles se endurecían en poco tiempo sin tener que esperar miles de años pasamos a ver los de verdad que proceden de una cantera próxima y donde se han descubierto fósiles marinos del Triásico únicos en el mundo a continuación pasamos a descubrir cómo vivía la burguesía a finales del siglo XIX principios del XX  en una exposición con la que puedes interactuar.

Clases de ceba
Acabada la visita cultural nos esperaba la fábrica de cervezas artesanales Rosita que tiene su sede en un polígono justo al lado de Alcover.  Un experto en la fabricación nos explicó los diferentes tipos de Malta, fermentaciones y como elaboran ellos la suya, eso sí, sin contarnos su fórmula secreta, además conocimos a la hermana de Rosita, Carmen.


Aquí nace Rosita y Carmen
Después de esta clase magistral sobre cervezas que fue muy interesante, pasamos a la parte práctica y junto a unos aperitivos pudimos degustar esa cerveza artesana, además nos sorprendieron con el escanciado de una cerveza negra y otra rubia en el mismo vaso sin mezclarse, a mí personalmente (Quim) me gustó mucho la cerveza negra, con este buen sabor de boca tocaba pasar al siguiente nivel.

Parte del equipo
Para abrir el estómago nos dirigimos a Mas de Forés que está a unos 3 quilómetros de Alcover, dispone de un parquing que cuesta 5€, esto se debe a que con esta aportación pueden mantener la zona que dispone de parque infantil, mesas de picnic y baños en una zona en la que está lo que queda de tres antiguos molinos donde hacían papel, todo esto lo gestiona la Fundación Ginac.

Las vistas desde Mas Forés
Cómo íbamos bastante justos de tiempo, no pudimos hacer la ruta hasta el niu de L’Áliga, así que tendremos que volver para poder disfrutar de este famoso salto de agua, a cambio hicimos una ruta más corta en la que Éric ya se encontraba cansado y se negaba a caminar por lo que se quedó en la zona de Mas de Forés con Elena y yo hice la pequeña excursión con el resto de compañeros, a la vuelta ya estaba esperándonos la Calçotada donde pudimos descansar de esta agitada e interesante mañana.

El molino


jueves, 1 de junio de 2017

Disfrutando en familia. "Trobada Familias en Ruta"

Una de las cosas que tiene ser papis, es una búsqueda constante de nuevos planes y aventuras en familia y así hace un par de años descubrimos los encuentros que organizan Familias en Ruta, www.familiasenruta.com, pensadas para familias viajeras que quieren inspirarse y disfrutar unos días con los peques rodeados de un montón de actividades.

Max y Susana abriendo la Trobada
Hasta ahora Éric era un poco peque, pero ya con 3 años hemos pensado que era el momento ideal para apuntarnos. Así que liamos a unos amigos y a su niña, y reservamos nuestras plazas en la web de Familias en Ruta y un bungalow para todos en el Ecocamp Vinyals donde pasaríamos todo el puente de mayo.

Las mesas preparadas para el picnic
La verdad es que nos hacía mucha ilusión esta quedada, salir unos días, relajarnos y disfrutar con las actividades que nos ofrecían, sabíamos que sería muy divertido. Así que el viernes por la tarde llegamos al camping, invadimos el bungalow (no se cómo lo hacemos pero a los 5min de llegar a un nuevo alojamiento, parece que las maletas revientan y plagan la habitación de cosas) y nos fuimos a la charla de bienvenida que hacían Max y Susana.

Al final y como vendría siendo la tónica durante los siguientes días, tuvimos que ir siguiendo el ritmo de Éric (que mucho tiempo en una sala encerrado no aguanta) y Quim fue el que se quedó hasta el final de la charla. Donde a cada familia nos dieron una tuerca o un tornillo de diferentes tamaños y debíamos buscar entre el resto de las familias la pareja que encajase, de este modo fuimos conociendo a otros asistentes. Una manera original y divertida de romper el hielo.

Taller de juego y creatividad de María Folch
La cena consistió en un pica pica con comida que compartimos entre todos, la gran ganadora fue la tortilla de patatas (estaba como no, en casi todas las mesas) y fue otra buena ocasión de seguir conociendo gente.

Con la emoción de Éric y Luana (la peque de nuestros amigos), por ir juntos de vacaciones a una casa de madera, nos fuimos a dormir ya que el sábado estaría plagado de actividades.

Elena durante la Gincana
Nuestra agenda del día estaba repleta y empezamos con el taller de juego y creatividad. Allí pintamos, creamos con piñas, cartones, palos, cuerdas...en fin cada uno a lo suyo y con su imaginación, Éric fue probando todo y lo disfrutamos un montón. Después nos apuntamos a la gincana, donde de nuevo nos unimos a otras familias, y por equipos fuimos pasando pruebas, encontrando pistas y ¡pasándolo pipa! Los niños encantados y los padres disfrutando como niños ¡qué recuerdos! la de gincanas que he hecho en los campamentos y lo que me encantaba enguarrarme...



Nuestra amiga Fernanda disfrutando en el taller de experimentación
Aquí conocimos a una familia de Pamplona, habían venido con sus cuatro niños y estaban preparando su primer viaje largo con los peques. Se irán a recorrer Europa en caravana a partir de septiembre y durante 3 meses, ¡envidia total! Solo falta que se animen y creen un blog para poder seguirlos, si lo hacen ya os informaremos.

Con tanta emoción y actividad, tocaba parar un poco y comer, además los peques echaron la siesta y así cogieron fuerzas para la tarde donde nos esperaban diferentes actividades, como la visita a la granja, donde dimos de comer a los animales y cuentacuentos.

Myriam de Nosaltres4viatgem
Aquí me detengo para hablaros un pelín del entorno donde nos encontrábamos, el ecocamping, como su nombre indica es ecológico, eso implica que está repleto de árboles frutales, plantas aromáticas, y diferentes rincones como la granja y una charca, donde tienen cabida diferentes animales. Es totalmente respetuoso con el ambiente y la naturaleza, y un puntazo a favor es que los coches se quedan fuera, por lo que los peques estaban "asalvajados", corriendo de un lado para otro, entre el bungalow, las actividades, el parque y todo en un entorno muy seguro para ellos. Además tiene una gran visión hacia las familias con niños, por lo que hay juguetes por todas partes, campo de futbol, mesas de ping pong, un árbol con casa incluida y un parque donde los peques disfrutaron de lo lindo.

El huerto del Ecocamping
Mientras para los adultos también había opciones y Quim pudo disfrutar de la charla de Nosaltres 4 Viatgem, donde Myriam habló del intercambio a través de couchsurfing y otras maneras de alojamiento colaborativo en familia. Nosotros por medio de Couchsurfing conocimos a nuestras amigas Sonia y Clara de Vietnam, que nos hicieron de guías por Hanoi y fue también una gran experiencia.

Makuteros contándonos sus aventuras
Tras la cena en nuestra casa de madera, nos fuimos a la sesión de cine que nos proponían, "El Principito", preciosa película de dibujos y por suerte para mi, Éric decidió que no podía más 10 minutos antes de acabar la peli así que nos fuimos a dormir. Menos mal, sino ya me tenéis llorando a moco tendido con la peli, jeje.

La Compañía "Ortiga"
Éric y Luana tocaron diana pronto, así que desayuno en familia y de nuevo dispuestos a disfrutar de las actividades y del camping. Otra vez visita a los animales en la granja, donde los peques lo pasaron pipa, taller de madera donde las mamis nos enganchamos  y cuando nos dimos cuenta los peques se habían ido al parque... Mientras estábamos allí Quim y David se fueron a un taller muy interesante sobre educación no violenta. Habíamos planeado hacer una barbacoa para comer, así que David antes de irse al taller, encendió el fuego y empezó el proceso, tardaron tanto que por poco nos quedamos sin brasas, así que fuimos adelantando y cuando volvieron nos pusimos las pilas y terminamos comiendo la mar de bien.

Por la tarde tocaba actividad a tope; mesa de luz, cuentos, pintura de caras y un espectáculo que nos encantó de marionetas y clown de la compañía Ortiga. Realizaron una bonita representación y de una manera muy original nos hablaban sobre la inmigración, donde una niña persigue una nube, pasando así diferentes dificultades.

Noche de fuego y percusión
Quim disfrutó de la charla de Makuteros Family Run,  donde hablaron de su larga experiencia grabando sus viajes para emitir en televisión y la cantidad de dificultades que pasaron hasta conseguirlo y dejarnos claro que no se ganarán la vida con esto ya que es un mundillo bastante complicado. Nosotros habíamos seguido el programa en televisión, así que fue genial poder asistir.

Esta vez no hacía falta hacer la cena, nos dieron la opción de que nos sirvieran pizza, por lo que nos apuntamos en la lista pertinente y cuando vimos que llegaba allá que fuimos a por nuestros trozos. Menos mal que fuimos pronto, porque aunque en general el puente fue muy chulo, la organización de la cena fue un poco desastrosa y por lo que nos dijeron no calcularon bien y no hubo pizza para todos. Y siento decirlo, pero encima no estaban ni buenas ni sabrosas... en fin, espero que a la próxima cambien el menú o la empresa que lo sirvió.

Road4World con su taller de emprendimiento
Estábamos a punto de vivir uno de los momentos más divertidos y donde Éric disfrutó un montón, la noche de fuego y percusión. Nos acercamos a la hoguera y poco a poco nos invadió el ritmo, al final terminamos bailando como locos y Éric decía "papá no me quiero marchar", aunque al rato le venció el sueño y cambio de opinión, jaja. Fue divertidísimo.

Lo que tiene tanta actividad es que no solo los peques caen como tablas, todos tomamos horario infantil y creo que ¡hacía mucho que no dormía tantas horas!

Taller de material reciclado
Así de repente nos plantamos en el último día, donde medio estuvimos en la charla de Road 4 World, donde hablaban de viajes y emprendimiento y como conseguir realizar tu sueño, y digo medio estuvimos porque llegamos a medias y nos fuimos antes, ya que preferimos ir fuera a realizar más actividades con Éric. Taller de material reciclado (que terminé haciendo yo) y la cuentacuentos más divertida del puente, de la mano de Maricuela. ¡Nos reímos de lo lindo!

La divertida Maricuela
Como guinda final a estos días tocó moverse un poco con rumba catalana del grupo “El Tinglao”, bueno tengo que decir que no es mi estilo, pero creo que a la gente le gustó ;) Tocaba comida en grupo, una paella esta vez realizada por la cocina del camping, por 10€ nos dieron un plato de paella, ensalada, agua y postre. Al principio las raciones eran ajustaditas, creo que no querían que pasara como la noche anterior, pero cuando todo el mundo estuvo servido dieron la posibilidad de repetir.

En resumen, tres días intensos donde no paramos y lo pasamos pipa. Super recomendable para familias viajeras o que no lo son pero quieren pasar unos días divertidos en un entorno que está muy bien. ¡Esperamos poder repetir al año que viene!

Broche final con "El Tinglao"


lunes, 15 de mayo de 2017

Empuriabrava, disfrutando de la naturaleza.

Aprovechando los días festivos de semana santa, decidimos hacer una escapada a la Costa Brava, al principio no teníamos muy definido el destino en concreto ya que por suerte hay muchas posibilidades para poder disfrutar de esta zona, lo que nos condicionó el destino fue la oferta de alojamiento, no queríamos arriesgarnos a ir de camping porque el tiempo aún es variable, así que nos decantamos por Airbnb y vimos que por Empuriabrava la oferta era extensa y económica, el problema era que lo contratamos tarde y no tuvimos muchas opciones asequibles pero lo conseguimos, así que mirar con antelación los alojamientos.
Salimos el jueves que aquí era laborable y tranquilamente fuimos acercándonos a nuestro destino, comimos en Vila-Sacra en el  restaurante Cal Pastoret que conocía, pero han cambiado de dueños y ya no se come tan bien como antes.


Estupendas vistas desde nuestro apartamento
No teníamos prisa por llegar ya que el checking lo teníamos a las 16h y llegamos sobre esa hora, Éric ya empezó a entusiasmarse viendo tanto barco y piedras, últimamente le fascinan y todas son bonitas.
Nuestro anfitrión vino a nuestro encuentro y le acompañamos al apartamento, era muy pequeño, con terraza, pero ya nos iba bien y con vistas al canal que nos encantó a todos. Una vez instalados nos fuimos a investigar la zona y hacer una visita al supermercado, pasamos por información turística y nos acercamos a la playa para jugar un rato con la arena, algún valiente se estaba bañando pero nosotros lo descartamos.


Entrando en el parque natural
Al día siguiente como no, desayunamos en nuestra terraza disfrutando de las estupendas vistas. Luego nos fuimos a alquilar unas bicis en un local que teníamos a unos 200m y a Éric le encantó ir de paquete, nunca lo había probado y teníamos nuestras dudas pero desde el primer momento le gustó, ¡incluso iba achuchandome (Quim) para que corriese más!

Pato y su amiga tortuga disfrutando de la siesta al sol
Así que con nuestros nuevos vehículos pusimos rumbo als Aiguamolls de L’Empordà, que tiene una de las entradas en Empuriabrava desde la calle Carlit, tras cruzar por un bonito puente de madera sobre el río La Muga, fuimos siguiendo las indicaciones hacia el centro de información de El Cortalet, nos desviamos para ver la Ermita de Sant Antoni y durante el paseo fuimos haciendo paradas en los puntos de observación de aves que hay muchos y desde los cuales pudimos observar las aves que habitan la zona, es recomendable llevar unos prismáticos.

Una preciosa mariposa Reina
Cuando llegamos al Cortalet nos encontramos con bastante gente, esto es porque se puede llegar en coche, desde aquí parte otro camino hacia la playa y de camino a esta hay un mirador bastante grande a unos 2 quilómetros, lo malo es que está prohibido entrar con las bicicletas y las dejamos aparcadas, Éric después de ir como un rey sentado en seguida dice que ni hablar del asunto y que quiere ir en brazos, por lo que nos damos la vuelta y decidimos volver otro día con el carro, de vuelta al Cortalet aprovechamos para comer en un pequeño bar que hay en el parquing y con las fuerzas renovadas volvemos a Empuriabrava por el mismo camino, el tiempo se empieza a poner feo y para el día siguiente no pinta mejor.

Cigüeña junto a su nido
El sábado ante la previsión de mal tiempo y que de momento aguanta decidimos dar un paso en barca por los canales que es bastante popular y desde los que puedes ver las casas que hay, son 2 las empresas que ofrecen este servicio, no es muy barato pero bueno que le vamos a hacer, 35€ el barco. El paseo es tranquilo, tanto que llegamos a aburrirnos todos, incluso Éric pregunta si no podemos correr más pero es que lo único que se puede hacer es mover la palanca hacia adelante para avanzar y corregir de vez en cuando la trayectoria de la embarcación, hay casas muy bonitas pero sinceramente no repetiríamos.

Estanque del Matá y al fondo el mirador de Senillosa 
Una vez en tierra firme nos acercamos a Castelló d’Empúries, está muy cerca por lo que en seguida llegamos, aparcamos en un parquing gratuito al lado del Ecomuseo-Harinera y nos adentramos en el pueblo medieval, llegamos a la Basílica de Santa María, como Éric prefiere jugar con sus coches nos turnamos para verla por dentro para luego seguir paseando por el pueblo y disfrutar de sus calles. Éric ya comienza a dar muestras de cansancio y nos acercamos al centro del pueblo para tomar algo y que él pueda comer, al poco se confirmamos lo que sospechábamos y se durmió, así que fuimos a buscar el carro para que durmiera en el y buscamos un lugar donde comer. Queríamos hacerlo en el Racó de Castelló, pero estaba lleno hasta la bandera y el tiempo de espera era de “una hora larga”, así que nos quedamos con las ganas, si estaba tan lleno por algo sería, si lo queréis probar reservar antes.


Caballo curioseando
 Acabamos en Cal Patufet un poco más abajo, nada destacable, a la vuelta seguía lleno el anterior.
El tiempo no acompañaba por lo que decidimos volver a Empuriabrava y nos acercamos al aeródromo, para los que no lo sepan este es un lugar ideal para hacer paracaidismo y continuamente están saliendo aviones desde los cuales saltan cada día muchos aficionados. Aprovechamos para echar un vistazo en el túnel del viento que hay al lado y que estaba atestado de gente y descubrimos que será lo próximo que vendremos a hacer cuando Éric sea más mayor, flotar durante unos minutos sostenidos por el viento.
Deportes acuáticos
Nos acercamos otra vez a la playa, como el tiempo no acompañaba, ya que estaba nublado decidimos dar un paseo. Éric con su bici e íbamos parando en los diferentes parques infantiles que hay por el paseo que no están nada mal, mientras subía a todos los que podía, una vez disfrutado de ellos nos volvimos a nuestra caja de cerillas, digo casita.

Éric por las calles de Castelló d'Empúries

El domingo era nuestro último día en la zona por lo que recogimos los bártulos y tras despedirnos de nuestro anfitrión nos acercamos al parquing de El Cortalet para poder hacer la excursión que no pudimos disfrutar el primer día, lo malo es que había mucha gente en esta ruta, aunque a veces pudimos disfrutar de cierta paz, Éric en su carro y con pocas ganas de caminar, poco a poco nos acercamos al Observatorio Senillosa que fue un antiguo silo para el arroz desde el cual las vistas son espectaculares.


La muralla
Proseguimos un poco más la ruta y bordeamos el Estany del Matà donde vimos unos caballos que se acercaron, yo (Quim) estaba despistado y cuando se giró tenía la cabeza de uno de los caballos a su lado y pegó un bote que asustó a Éric que estaba en sus brazos, que sigilosos son. Parte del equipo empezó a quejarse (Elena) porque todo lo que estábamos andando hacia adelante luego tendríamos que hacerlo hacia atrás, así que le dimos la razón y nuestro punto más alejado fue el mirador Bruel. Dimos la vuelta y una vez en el parquing buscamos un lugar a la sombra donde comer, hay varias mesas de picnic, pero estaban todas ocupadas y acabamos en un banco con sombrita, después volveríamos a casa con el enfado de Éric que quería volver a la casa de vacaciones como él la llamaba.


jueves, 4 de mayo de 2017

Monasterio de Piedra, donde la protagonista es el agua.

Hacía tiempo que habíamos hablado de la posibilidad de ir al Monasterio de Piedra y aprovechando un bono regalo de alojamiento pusimos rumbo a Alhama de Aragón para alojarnos en el hotel balneario del mismo nombre. Lo malo del balneario es que con Éric solo podemos entrar en el Baño del Moro ya que tiene menos de 4 años.

Uyendo de la niebla
Llegamos por la tarde y fuimos directos al hotel, con tan buena suerte que estaban de obras al lado, picando en el suelo y nuestra habitación tenía el privilegio de poder observarlas, gracias a la falta de luz, bendito invierno, se acabó el concierto cuando anochecía, así que salimos a tomar algo nada más instalarnos en nuestra segunda habitación ya que la primera que nos dieron no estaba limpia.

Las cascadas están por todas partes
El pueblo es tranquilo y hace un frío que pela, así que nos refugiamos en un bar para tomar algo. Para cenar descubrimos un sitio que hacen unas tostas buenísimas en "Más que Tapas" en la Avenida Aragón, 5 y el personal es muy amable, después del descubrimiento era la hora de volver al hotel, ¡qué frío!

Con Éric a cuestas y para arriba
Por la mañana después del suculento desayuno en el hotel, nos pasamos por las aguas termales del Baño del Moro que hay en el interior, nos lo pasamos en grande los tres con el agua calentita, así da gusto empezar el día, después pusimos rumbo al Monasterio de Piedra que se encuentra a unos 18 kilómetros del pueblo, atravesamos una espesa niebla que pensábamos que nos iba a acompañar todo el día, pero en un alto desapareció de golpe para dejar paso al sol, ¡menos mal!. Al pasar por el embalse de la Barquera hicimos una parada para hacer fotos ya que la zona es muy bonita y continuamos la marcha.

¡Agua, agua, agua!
Como es fuera de temporada en el parquing del Monasterio hay pocos coches, pero por las dimensiones que tiene seguro que cuando hace mejor tiempo debe llenarse bastante. Nosotros compramos las entradas en la web del recinto antes de ir, te ahorras algo pero no una barbaridad, lo malo de comprarlas de manera anticipada es que si tienes algún imprevisto te las comes con patatas porque solo valen para el día que las compras.

El agua fluye por todas partes
Con la entrada se puede acceder al Jardín y al Monasterio, así que empezamos por los jardines. Poco a poco vamos bajando, Éric no tiene muchas ganas de caminar así que enseguida lo subimos a la manduca, el lugar es espectacular el agua fluye por todas partes, cascadas, arroyos, lagos. Supera con creces lo que nos esperábamos, lástima que Éric no tenga muchas ganas y cuando nos paramos para hacer fotos se queja, lo que no sabíamos era que se estaba poniendo enfermo lo cual descubrimos por la noche.

Cascada La Caprichosa
Todo el recorrido está marcado y a través de una gruta pasamos por detrás de una espectacular cascada, a Éric le va gustando más el recorrido y todos disfrutamos de la exuberancia del parque hasta que llegamos al final sobre la hora de comer, decidimos comer en el restaurante Piedra Vieja que está en la entrada, no se come mal, pero el café no te lo puedes tomar sentado en la mesa si no que tienes que ir a la barra, más tarde descubrimos que había bastante oferta para comer y más barata en Nuévalos que está muy cerca, lo malo es que tienes que coger el coche, pero si volvemos lo haremos.

Interior del Monasterio

Después de llenar el estómago tocaba el monasterio, hay una visita guiada incluida en el precio pero decidimos hacerla por libre en previsión de que Éric no le apetezca y así ir tranquilos. El monasterio es del siglo XIII, enseguida vemos que tuvo que ser uno de los más importantes en su época, incluso fue el primer lugar en España en el que se elaboró chocolate a la taza. En el monasterio también podemos visitar el museo del vino y lo que queda de la iglesia que está en ruinas.

Lo poco que queda de la iglesia
Volvemos de nuevo a Alhama de Aragón al hotel y para descansar un poco nos pasamos por un tratamiento de barro que teníamos incluido, la verdad es que a lo mejor a largo plazo puede estar bien, pero no notamos grandes beneficios, quizás me hubiera podido hacer un botijo o una vasija, eso sí, olía muy bien.

"Más que tapas"
Cenamos en el mismo sitio, si algo funciona no lo cambies, tampoco la oferta es muy extensa en el pueblo y como ya nos conocen del día anterior así que sin problema, volvemos a cenar estupendamente y nos retiramos a dormir.

Éric no lo pasó muy bien tuvo fiebre alta y como no estábamos tranquilos por la mañana lo llevamos al médico del pueblo, como somos un desastre nos habíamos dejado su documentación, un día nos dejaremos la cabeza, así que después de algunas llamadas para conseguir su número de la seguridad social el cual no hizo falta, fuimos al centro de atención y allí nos dijeron que iban con un retraso de 45 minutos y que no sabía si la pediatra nos podría atender y nos sugirió ir al próximo pueblo. Después de este panorama, girarnos y observar que la sala está vacía y la mujer de recepción ver nuestra cara de incredulidad decide acudir a la pediatra y esta nos repite lo mismo, pero al ver a Éric chafado nos dice que intentará hacer un hueco, durante la espera aparecieron algunos paisanos y al cabo de 15 minutos aproximadamente nos atendió y al final acabó el tema en antibiótico y con la tranquilidad proseguimos el viaje hasta Madrid. Éric se recuperó rápido, pero nos lo pasó a media familia :-o

Siempre que viajas sabes que estas cosas pueden pasar, nosotros siempre viajamos con un pequeño botiquín y desde que está Éric, el Apiretal y el Dalsy no pueden faltar.